Enfoque Tradicional

No nos convence

El enfoque tradicional para realizar un proyecto no nos convence.
Seguramente tampoco a ti te convence plenamente. Porque la experiencia dice que no es lógico, y que su éxito final depende excesivamente de la suerte o del entorno.

Primero, el proyecto
El proyecto se pone en marcha con tu ilusión y tu energía, dejando para más adelante la fuerte financiación que necesitarás para ejecutarlo.
Desafortunadamente, demasiadas veces, aparecen elementos (una máquina, una edificación, una plantilla...) que ni son tan útiles ni rentables como pensabas y que son difíciles y costosos de rectificar.

Después, los procesos
Los procesos, la actividad diaria, se adapta al resultado del proyecto. Así, el día a día se convierte en un quebradero de cabeza, que no te permiten dedicarte, ni a ti ni a tu gente, a lo que de verdad genera valor. ¿Cuántas veces has invertido en algo que resultó inútil o incluso perjudicial?

Nuestro Enfoque

Sí nos convence

Nuestro enfoque es el que se está imponiendo: es mucho más rápido, económico y rentable. También es flexible a los cambios que constantemente ocurren en el entorno. Es el que se emplea en entornos dinámicos, altamente competitivos o de calidad extrema.

Primero, los procesos
Trabajamos sobre la actividad diaria para hacer las cosas bien a la primera, fiables, permitiendo que fluyan con naturalidad, sin variabilidad, y sin desperdicios. O lo que es lo mismo, que no tengas que estar continuamente encima de ellos y que puedan ser continuamente mejorables.

Después, el proyecto
Para que los procesos actuales o futuros funcionen correctamente, la empresa necesita de una infraestructura que los soporte. El proyecto lleva a cabo esta infraestructura (maquinaria, edificación, instalaciones) con la mínima inversión y obteniendo un resultado útil.

Beneficios

Más rapido
Menos inversión
Más rentable

Económico
Ajuste al presupuesto
Menor inversión
Amortización más rápida
Mayor rentabilidad

Riesgo
El objetivo es claro
Mayor seguridad en el resultado
Menor riesgo de inversión
Parte de la inversión recuperable

Adaptabilidad
Estructura flexible, modular
Adaptable a los cambios
Adaptable a ritmos de demanda
Integrado en la revolución TIC

Mejora continua
Mayor compromiso de las personas
Capacidad de solucionar problemas
Aprendizaje sencillo
Repetitividad en otros procesos

Mejora actividad
Ingeniería desde el origen
Reducción costes
Mejora calidad
Reducción stocks
Optimización mano de obra
Mejora OEE
Reducción plazo de entrega
Reducción de espacio
Optimización layout

Herramientas

Otras
herramientas

Trabajar así parece lógico, pero es infrecuente. Existen muchos intereses y prejuicios (reales y percibidos) en que:

  • los procesos se mantengan como están
  • los proyectos y su inversión resulten económicamente abultados

Caja de Herramientas
Para realizar este enfoque de procesos y después el proyecto, hace falta dominar las dos disciplinas. Así, es necesario experiencia, formación, habilidades específicas, formación, habilidades específicas, actualización permanente y una "caja de herramientas" con elementos difíciles de encontrar en conjunto.

TIC
La correcta utilización de las TIC nos permite:

  • Mayor rapidez
  • Disminución de desplazamientos
  • Colaboración con diversos profesionales especialistas
  • Mejora continua
  • Seguimiento y Organización
  • Adecuar los procesos a los nuevos hábitos de consumo
  • Incorporamos nuestro trabajo a la revolución tecnológica